Sempre Fisterra
UN HOTEL EN EL FIN DEL MUNDO

Costa da Morte

 
 

DESCUBRE EL FIN DEL MUNDO

"Disque unha tribu de alma viaxeira enfiou o roteiro do sol, e, anda, anda, chegou ao cabo do mundo, á nosa Fisterra, onde ficou varada de asombro, ante a inmensidade e o infinido. E velahí como a alma viaxeira dunha tribo de Oriente enraizou os seus anceios de coñecemento na pedra ígnea do noso chan (...)" Alfonso, R. Castelao.

Situada al noroeste de la península ibérica y golpeada por las aguas del Atlántico, Fisterra es un pueblo costero perteneciente a la conocida como Costa da Morte. Considerado como el fin del mundo por los romanos, el cabo Fisterra supone para muchos el fin de un peregrinaje, donde visitantes de todo el mundo se acercan a contemplar el entorno y ver como el sol se consume directamente en el mar.

 
 
 
costadm_06.jpg
 
 
 
costadm_01.jpg
 
 

GASTRONOMÍA

La alta calidad de los productos procedentes de la costa, la agricultura y la ganadería de la zona, hacen de la gastronomía de Fisterra y de la Costa da Morte uno de sus principales reclamos turísticos.

 
 
costadm_07.jpg
 
costadm_02.jpg
 
 

CULTURA

Durante el verano las fiestas patronales y gastronómicas son frecuentes. También se pueden visitar museos como el Castillo de San Carlos que alberga en su interior el Museo del Mar.

 
 
 
 
costadm_05.jpg
 
costadm_04.jpg
 
 

historia

En Fisterra el sol se sumerge y apaga en la inmensidad Atlántica. Considerado el fin del mundo por los romanos, tras el horizonte de Fisterra no hay nada. El misticismo que rodea al lugar se nutre de leyendas celtas, naufragios y peregrinajes.

 
 
costadm_08.jpg
 
 

naturaleza

La riqueza visual de la zona mezcla paisajes de costa con las formaciones graníticas de O Pindo, el olimpo celta. Los 7 kilómetros de la playa de Carnota o el salto de agua del Ézaro, entre otros, son lugares de visita obligada.